Tienda Erótica Vibradoras

Toda la información sobre Sexualidad Femenina, disfrutar de Orgasmos más intensos, estimulación de Clítoris y Punto G, Fortalecer el Suelo Pélvico, Usas Bolas Chinas, Sexualidad durante el Embarazo y tras el parto, Ejercicicos Kegel, Falta de Deseo, Posturas y Prácticas Sexuales para conseguir más Placer, Psicología Femenina, Pareja.
Toda la información sobre Sexualidad Femenina: cómo disfrutar de Orgasmos más intensos, estimulación de Clítoris y Punto G, Fortalecer el Suelo Pélvico, Cómo usar las Bolas Chinas, Sexualidad durante el Embarazo y tras el parto, Ejercicicos Kegel, Falta de Deseo, Posturas y Prácticas Sexuales para conseguir más Placer, Psicología Femenina y de Pareja.
Tienda Erotica Online
Reuniones TupperSex Vibradoras

Los Ejercicios de Kegel, fueron ideados por el Doctor Arnold Kegel, quien desarrolló estos ejercicios para sus pacientes en la década de 1940, como método para control de la incontinencia urinaria. Su artículo fue publicado en 1948. A día de hoy, los ejercicios de Kegel son una práctica muy común en las mujeres. Vamos a ver algunos consejos para hacer bien los ejercicios de Kegel.

 

Aunque sean muy sencillos, es importante aprender a realizar los Ejercicios de Kegel correctamente y comprobar cual es el tiempo necesario para ello. Te aconsejamos que, antes de nada, localices los músculos que debes trabajar; para ello:

 

Siéntate y nota que estás cómoda, con tus rodillas ligeramente separadas. Ahora imagina que estás intentando evitar que salga aire del ano, y para ello, debes contraer fuertemente los músculos de alrededor del ano. Intenta levantar éste músculo y contraerlo como si de verdad tuvieras gases y no pudieras dejarlos salir, nota esa contracción en tu interior, pero es importante que no muevas las piernas ni la espalda, nada, en absoluto, recuerda que son ejercicios de los músculos interiores.

 

Ahora imagina que estás sentada en el baño, intentando orinar. Imagina que has empezado a orinar y ahora detén el chorrito de orina. Intenta pararlo ahora mismo, mientras lees este artículo. Debes notar los mismos músculos que has notado haciendo el ejercicio anterior, pero, ¡No te extrañe si ves más difícil este ejercicio!

 

La próxima vez que te levantes para ir al baño a orinar, intenta hacer realmente el ejercicio de "dejar de orinar" o detener el chorrito de orina una vez ya haya empezado a salir. Lo mejor es tratar de detenerlo al menos una vez. No te fustres si no lo consigues a la primera, una vez hayas sido capaz de detenerlo una vez o al menos disminuir la intensidad del chorrito, relájate y vacía completamente la vejíga. Si el chorrito aumenta la fuerza en lugar de disminuir la intensidad con la que sale, quiere decir que estamos contrayendo los músculos equivocados, relájate y concéntrate en imaginar que te estás aguantando las ganas de hecer pipí, y así localizarás los músculos adecuados y podrás volver a intentarlo.

 

¡Ojo! No intentes hacer este ejercicio cada vez que vayas a hacer pipí, es una manera de localizar y confirmar que estás trabajando con los músculos adecuados. Con una vez al día que lo realices, de la manera correcta, estarás haciendo la "gimnasia vaginal" suficiente para estar en forma.

 

Si aún así, no estás segura de realizar los ejercicios con los músculos adecuados, introduce uno o dos dedos en la vagina, e intenta realizar los ejercicios para comprobar que sientes un pequeño "apretamiento" en los dedos.

 

Bien, ahora ya sabes localizar los músculos del suelo pélvico y lo que es ejercitar el suelo pélvico. No es muy difícil, ¿no?

 

Ejercicios del Suelo pélvico o Ejercicios de Kegel

 

1- Siéntate, levántate, o estírate con las rodillas ligeramente separadas. Contrae lentamente los músculos del suelo pélvico tan fuerte como puedas y de forma muy lenta. Mantenlos tirantes al menos 5 segondos y después relájalos lentamente. Repite este ejercicio 5 veces.

 

2- Levanta los músculos rápidamente y de forma tirante, y luego relájalos también rápido. Repite este ejercicio 5 veces.

 

Repite estos dos ejercicios al menos 5 veces cada uno 10 veces al día, por ejemplo:

 

  • Por la mañana al llegar al trabajo
  • A media mañana, haciendo unos recados o tomando el café
  • Mientras comes
  • Esperando a los niños que salgan del colegio
  • En el súper, mientras paseas por los pasillos o esperas turno en la cola para pagar en caja
  • Mientras tomas un café con unas amigas
  • Mientras preparas la cena
  • Cenando
  • Viendo la tele después de cenar
  • Mientras te desmaquillas o te lavas los dientes para acostarte

 

Una vez al día, haz el ejercicio de "cortar la orina". Cada vez te resultará más fácil, a las mujeres jóvenes este ejercicio no les suele costar demasiado, pero una vez han dado a luz, los músculos pierden eslasticidad y cuesta más hacer este ejercicio de "controlar y cortar el pipi", de ahí que empiecen los problemas de incontinencia.

 

Lelo

Juicy Jewels

Lubricantes Eroticgel

Tenga

Tampones Beppy

Neon

Shunga